2: Tenemos que investigar

2.5: La Valencia musulmana en tiempos de Jaime I

Cuando llegaron los árabes a Valencia en el s. VIII, ésta estaba habitada por hispano-romanos y por los últimos conquistadores, godos y visigodos. También existía una colonia judía.

Los árabes no traían mujeres por lo que las tomaron aquí para fundar sus familias. Como se transmitían los apellidos paternos pronto hubo una importante población con nombres árabes pero de etnia hispano-romana-visigoda.

El nuevo sistema cultural se basó exclusivamente en su libro sagrado, el Corán. Se eliminaron gran parte de los edificios públicos, que como el Foro o plaza habían caracterizado la ciudad romana. La ciudad se repliega sobre si misma cerrada por las murallas.

Cada etnia o grupo reside en barrios aislados y como el Corán dice que las calles deben medir 7 pies, la ciudad de Valencia se convierte en un laberinto de calles estrechas y tortuosas, algunas cerradas con puertas, incluso cubiertas.

Las casas tenían un patio interior y una fuente, como los patios andaluces, y no tenían ventanas al exterior.

La gran mezquita estaba donde está ahora la Catedral y Jaime I la mandó transformar en cristiana, así como muchas otras mezquitas de la ciudad.

Cuando escribían de Valencia, "Jardín de la España musulmana o Perfumada", se referían a las exuberantes huertas y fragantes jardines que la rodeaban. En el campo, las casas eran las barracas, tenían un pozo y cuando Valencia se hizo cristiana, le añadieron una cruz en el tejado, para distinguirse de los musulmanes.

Armas en el asedio a los castillos | La Valencia musulmana | La golondrina y el rey Jaime I